5 elementos con los que debe contar un instrumento de evaluación organizacional (sí o sí).

Introducción

Si en tu empresa se está considerando implementar una encuesta de evaluación organizacional de clima laboral, para medir el desempeño, la atención al cliente, productividad, etc. es importante asegurar algunos elementos que, en nuestra experiencia, muchas empresas suelen pasar por alto lo cual genera un resultado que poco refleja la realidad organizacional y, por lo tanto, un diagnóstico no efectivo a la hora de establecer estrategias de mejora.  

Lo que no se puede medir, no se puede mejorar

Las empresas que se toman en serio la frase “lo que no se puede medir, no se puede mejorar” son conscientes de la importancia de contar con instrumentos de evaluación precisos, confiables y efectivos a la hora de diseñar, a partir de sus resultados, estrategias que busquen mejoras de alto impacto o resuelvan problemas con contundencia. Por tal razón a continuación se presentan 5 elementos que debes asegurar a la hora de construir o seleccionar una encuesta de evaluación organizacional si lo que se quiere es un diagnóstico preciso.

 

1- Asegúrate que tu instrumento de evaluación mida lo que tu empresa necesite medir:

Si bien, en el mercado existe instrumentos de evaluación genéricos confiables es importante verificar si los indicadores que mide son compatibles, a nivel pregunta, con aquellos indicadores estratégicos de tu empresa. Si no es así, hay que considerar la construcción de un instrumento de evaluación personalizado y alineado a esos indicadores estratégicos, pues al final una estrategia de mejora va a partir de los resultados obtenidos y más vale contar con indicadores que reflejen la realidad de tu organización si lo que se busca es un impacto positivo y directo.

2- Revisa el proceso metodológico:

Es importante, a la hora de contratar o usar algún instrumento de evaluación organizacional, revisar si este pasó por un proceso de construcción y validación metodológicamente correcto. Es decir que haya sido diseñado con base científica, que haya pasado por las pruebas cualitativas y estadísticas de fiabilidad y confianza a partir de un piloto bien establecido. Si esto no fue así entonces difícilmente se puede asegurar que el instrumento se confiable y preciso.

3- Derechos intelectuales:

Se debe contar con los permisos para usar instrumentos de evaluación protegidos por las leyes de propiedad intelectual. Muchas veces las empresas al contratar el servicio mediante un tercero u obtener el instrumento a partir de contactos desconocen si dichos instrumentos tienen derechos de autor, sin embargo, esto puede representar riesgos de incumplimiento legal.

4- Procurar una adecuada aplicación de cuestionarios:

Para asegurar que los resultados sean lo más apegado a la realidad es necesario contar con un proceso de aplicación en el que los colaboradores puedan expresar de la manera más objetiva, eficiente y confiable sus percepciones. Por ejemplo; El anonimato en los cuestionarios ayuda a mejorar la precisión de esto;, un numero de preguntas adecuado ayuda a optimizar los tiempos y la fiabilidad; el apoyo con plataformas tecnológicas reduce el margen de error, etc.

5- Profundidad en el análisis e interpretación de resultados.

Cuando se trabaja con gran número de colaboradores esto suele complicarse, sin embargo, un buen análisis e interpretación de resultados va más allá de observar promedios, porcentajes generales y gráficas con base en estos últimos. Para encontrar respuestas causales al por qué de un problema o el impacto que un indicador pueda tener sobre otros es importante realizar análisis estadísticos y cualitativos más avanzados según las necesidades u objetivos establecidos por la empresa, como por ejemplo un análisis de correlaciones, procesos de factorización, modelos predictivos, casos atípicos, etc. Sin esto, un análisis superficial de promedios suele ser insuficiente a la hora de encontrar causas/efectos y, por lo tanto, las estrategias planteadas no tendrán el impacto deseado.

Conclusión

Si bien, la lista de elementos a considerar para procurar un proceso de evaluación efectivo y eficaz es larga, estos elementos además de obligatorios metodológicamente hablando son los que más se pasan por alto al momento de seleccionar o construir un instrumento de evaluación adecuado. Por ello recomendamos preguntarle a tu consultor o proveedor de cuestionarios si cuentan con dichos elementos al momento de considerarlos, de lo contrario los resultados y las estrategias estarán sujetas más al azar y a la percepción subjetiva de quien tiene en sus manos la construcción de una estrategia.

Autor

Mtro. Alejandro González, Consultor Senior en Planeación Estratégica y Desarrollo Organizacional.

[contact-form-7 404 "No encontrado"]
¡Comparte esta entrada, elige tu plataforma!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *