Institucionalización: Crecimiento Organizacional

Tendencias en Recursos Humanos del 2022

Autora

Fernanda Proa

Consultora en Desarrollo Organizacional

Introducción

Las organizaciones enfrentan diversas etapas de crecimiento, ya sea pyme o multinacional. Este crecimiento se da de manera natural en cuanto la organización va adquiriendo mayor número de clientes e ingresos que, por ende, el trabajo y su estructura se debe alinear a la demanda del trabajo.

Para ello usaremos como base las 5 etapas del crecimiento de una empresa, donde el modelo ideado por los académicos Neil C. Churchill y Virginia L. Lewis publicado en el artículo Harvard Business Review, y explicaremos con base a nuestra experiencia cada una de estas etapas.

1. Existencia

En esta etapa los emprendedores luchan por mantener la viabilidad del negocio. Es muy común presenciar un liderazgo firme y poco flexible, todo proceso de resolución de problemas es a “prueba y error”. En esta etapa, lo primordial es aceptar y aprender a desafiar la adquisición de clientes, cumplir y cubrir la necesidad del cliente. Dicha etapa todo lo que se vive es bajo un esquema de “prueba y error” donde se evalúa que es más funcional y como trabajarlo.

2. Supervivencia:

La organización ya cuenta con una experiencia previa con clientes, ahora se encuentra en una etapa de estructura simple, sin embargo, esta etapa es clave para poder ir más allá y lograr que la relación con el cliente sea más rentable, ofreciendo un servicio agregado, no meramente regalando algo, más bien, ofrecer algo que no encontrará con facilidad con otro proveedor.

 

La clave en esta etapa es ir generando una estrategia comercial, que te permita obtener un flujo económico más sostenible, sin olvidar la elaboración de un control de riesgos, alternativas e ir estructurando un proceso de atención en cada uno de los servicio o procesos que se han generado hasta ahora.

3. Éxito

Es aquí el punto de partida para empezar a institucionalizar tu organización, donde la empresa está creciendo y exige expandir la operación, es clave mantener un pensamiento crítico y centrado, que te permita visualizar el panorama completo de la estabilidad y rentabilidad del negocio.

 

Este es el momento donde se detecta el método de trabajo más apto, la alineación y homologación de procesos es clave para su crecimiento, a estas alturas del negocio, es fundamental medir su alcance, fijar metas organizacionales, elaborar una estructura organizacional, distribuir las actividades de acuerdo con el puesto.

4. Despegue

La comunicación interna de la organización será tu mejor aleado. Durante esta etapa, todo proceso que se tenía estructurado se vuelve más complejo, los requerimientos del cliente se vuelven más demandantes y es aquí donde la organización debe descubrir como crecer rápidamente, se requiere de una introspección sincera y no emocional.

 

En continuas ocasiones, las organizaciones se frenan mucho en esta etapa por caer en el “así lo hemos trabajado y ha funcionado”, sin embargo, esta etapa llega a presentar esa pulida a la cultura organizacional, se requiere de mucha apertura a la innovación, control de ganancias financieras y contables, y se implementan factores de desarrollo organizacionales como líneas de crecimiento al colaborador, medición y cumplimiento de KPI’s por área y puesto.

5. Madurez de recursos

Este nivel es al que toda organización aspira alcanzar. Sin embargo, todo lo anteriormente mencionado es la base de esta etapa. En este punto la organización se encuentra estable, superó muchas barreras de entrada al mercado, los colaboradores ya están capacitados y su conocimiento dentro del giro permitirá innovar sus procesos, mejorar los servicios y elaborar nuevas estrategias de trabajo.

 

Es importante resaltar que, al llegar a este punto, no significa que la organización ya no tenga nada que mejorar, al contrario, aquí es importante determinar la auditoria de procesos, generar consciencia dentro de la cultura de la organización para mantenerse actualizada y seguir siendo una competencia fuerte en el mercado, no solo en el servicio con quien adquiere el producto final, sino también, ser competencia de oferta de empleo para evitar el “robo de talento”.

Conclusión

Cada organización es responsable de su crecimiento, no existe un tiempo límite para cada una de estas etapas, sin embargo, la misma operación y clientes te van exigiendo ese crecimiento, que, si la organización no se adapta, da oportunidad a la competencia del mercado a ofrecer su servicio y con una posibilidad amplia de ganar un nuevo cliente.

Ponte en contacto con nosotros