Plan de acción después de una evaluación organizacional

Plan de acción después de una evaluación organizacional

Autora

Fernanda Proa

Consultora en Desarrollo Organizacional

Si bien, ya hemos hablado de lo que es una evaluación organizacional y el alcance e impacto que puede llegar a tener dentro de una institución, siempre y cuando la evaluación tenga una correcta campaña de promoción previa a la implementación y, sobre todo, que la evaluación sea la correcta. Para ello, te recomendamos asesorarte con un especialista en el tema para mayores resultados. 

 

Posterior a la implementación de la evaluación organizacional, el plan de acción es tu herramienta de cambio.

¿Qué es un plan de acción?

Es un proceso de cambio, implica una planificación estratégica. Este es de gran utilidad para la gestión de proyectos y avances de mejora, te permitirá analizar y verificar si la toma de decisiones que se han hecho hasta el momento han sido las correctas.

 

El plan de acción se compone de varios puntos, nosotros te compartimos algunos generales que son esenciales para la creación e implementación de un plan de acción.

1 – Detectar la necesidad: Tu evaluación mide indicadores claves, deberás analizar los resultados y seleccionar los que están afectando realmente a la organización. Analiza el trasfondo de cada concepto. Ejemplo: Si evaluaste comunicación, tendrás que validar con las preguntas, que conceptos dentro la comunicación se evaluó y cual es el que está afectando que no permite que la comunicación sea efectiva.

2 – Fijar un objetivo general y por necesidad: Ahora que detectaste las categorías menos desarrolladas o implementadas por la organización, deberás de fijar un objetivo a tu plan de acción que conteste la siguiente pregunta: ¿Qué lograré si implemento un plan de acción en las categorías con área de mejora?; y posteriormente fija un objetivo a cada necesidad detectada. Recuerda que el objetivo debe medirse cuantitativamente.

3 – Estrategia de mejora: Es necesario para tu plan de acción planificar que se hará para cambiar la situación actual de dicha categoría evaluada, por lo tanto, planifica que harás a corto y mediano plazo, te recomendamos ser innovador, estratégico y pensando siempre alineado a la visión de los directivos; Si bien, esta estrategia de trabajo puede no requerir un presupuesto alto, este varía dependiendo de la necesidad de la organización.

 

Sugerimos que dentro del corto plazo sea con herramientas que ya se tengan en la organización, y en un mediano plazo, si la organización lo permite y necesita, un presupuesto que cubra la necesidad organizacional, esto con el fin de evitar que se detenga o aplace el plan de acción que se elabora.

4 – Medición de objetivos: Tus objetivos son medibles, valida su avance de manera constante, fija una fecha límite que te permita valorar de manera general el progreso de dicho plan de acción. El plan de acción puede modificarse al medir los objetivos y no obtener los resultados esperados.

5- Ajuste de estrategia: Como te mencionamos anteriormente, este ajuste es valido si no se obtiene un progreso en los indicadores detectados al inicio, o si bien, se detectó una mala lectura de los resultados. Para esto, es necesario ser realistas con la medición de objetivos y detectar lo que no está funcionando y porque, si es necesario deberás regresar al punto 1 y detectar que fue lo que evitó lograr el objetivo.

En conclusión un plan de acción puede suponer algo más elaborado que lo que se puede plasmar en estas líneas. No obstante tener en cuenta estos elementos es indispensable para asegurar el éxito de uno. Recordemos que todo plan de acción responde a necesidades y contextos distintos y en esto depende dicha complejidad. Acertar en el diagnóstico y poder relvarlo a la práctica requiere de experiencia y metodología.