El desempeño laboral y su efecto en las empresas

El desempeño laboral y su efecto en las empresas

Autora

Blancalaura Canales

Behavioral Coach

Medir el desempeño laboral de los empleados es fundamental para el éxito general de la empresa.

Los líderes empresariales deben comprender los beneficios de un alto desempeño de los empleados para que puedan desarrollar métodos consistentes y objetivos de evaluación para mantener este desempeño laboral lo más alto posible.

 
Atributos más importantes de la evaluación

Estas evaluaciones deberían de proporcionar información como: fortalezas, debilidades y posibles brechas de gestión en la organización. 

 

Uno de los factores más importantes en la medición del desempeño de los empleados es el logro de las metas, pues esto mejora la productividad de tu empresa. 

 

Esto es un factor crítico porque cuando los empleados no se desempeñan de manera efectiva, los clientes sienten que la empresa es apática a sus necesidades y buscarán ayuda en otra parte.

Los empleados que se desempeñan de manera efectiva, hacen las cosas bien la primera vez, así reducen tiempos de entrega y optimizan los recursos de la empresa. 

Con sólo tener un empleado que hace bien las cosas, se elevan los estándares de la organización, ya que los otros lo empiezan a ver como referencia.

Las empresas que con alto desempeño laboral, también atraen talento de calidad en el reclutamiento. En cambio, los empleados que no están motivados para hacer el trabajo como se indica, pueden derribar toda una área de la empresa. Es decir, cuando los empleados no se están desempeñando bien, afectan la productividad, el producto o servicio final e incluso, la imagen de la empresa. 


¿Cómo medir el desempeño laboral?

 

Las mejores empresas construyen sistemas de medición y gestión del desempeño que incluyen las siguientes características: 

 

Métricas

 

Es muy común que las empresas midan el rendimiento a través de indicadores pasados, por ejemplo, el cumplimiento de las metas mensuales. Esto aporta un área de crecimiento pero es demasiado tarde para influir en las consecuencias. ¿Qué pasa si se hace esto en tiempo real? Una combinación de métricas cuantitativas y cualitativas y gráficos simples (como semáforos y caras felices) son ideas de herramientas fáciles y efectivas para identificar y corregir problemas, antes de que comience el trabajo del día siguiente.

 

 

Sostenibilidad

 

La medición del trabajo del día a día se basa en tres reglas simples. 

  1. Debe haber un estándar para todas las actividades. 
  2. Todos los empleados deben tener el conocimiento y la capacidad para cumplir con ese estándar.
  3. Su cumplimiento debe ser monitoreado y medido. Se debe empezar por medir lo simple. Al hacer estos estándares sostenibles, suben las expectativas de los empleados en la empresa y te aseguras, que ninguno esté bajo la media. Esto, además de medir el desempeño laboral, puede elevarlo también. 

Mejora continua

 

El trabajo estándar es esencial en todos los niveles de una empresa, desde los empleados hasta los jefes. Esto impone una rutina que, aunque incómoda al principio, genera expectativas en toda la organización. Son las expectativas, junto con métricas específicas, las que finalmente impulsan un desempeño predecible y sostenible. Motivando a los empleados a tener un mejor desempeño laboral en cada uno de sus puestos.

Autora

Blancalaura Canales

Behavioral Coach

 Psicoterapeuta (Instituto de Psiconalisis Relacional y USD). Para hacer cita o conocer más del tema, no dudes en contactarla por LinkedIn o en sus redes sociales.