Estrategias de reestructuración organizacional

Estrategias de reestructuración organizacional

Actualmente, las organizaciones están lidiando con la incertidumbre económica y un mercado laboral desafiante. Con todo esto sucediendo, tiene sentido considerar si una reestructuración organizacional mejoraría las cosas y ayudaría a la organización a funcionar de manera más efectiva y eficiente.

 

Es importante para esta estrategia que el liderazgo organizacional reconozca sus áreas de oportunidad y esté dispuesto a explorar opciones para atenderlas. No es solo centrarse en los síntomas de disfunción organizacional, sino atender todos los factores relacionados que causan dichas disfunciones.

 

Aquí te comparto unos puntos a considerar para planear dentro de un negocio que crece:

 

  1. Reconoce que las personas que te trajeron aquí quizás no puedan llevarte al siguiente nivel. Si bien hay personas que contribuyeron al éxito, una de las peores cosas que puedes hacer es promover a alguien por ser leal y luego hacer que fracase. Encuentra una manera de unir a las personas con sus puntos fuertes y las necesidades de la empresa a medida que van creciendo; así, tanto ellos como la empresa tendrán resultados positivos y sin esfuerzos desgastantes.

2. Los organigramas pueden ser herramientas útiles. En algún momento, la organización tendrá que mostrar tanto interna como externamente la estructura de la empresa; esta debe de tener sentido y una lógica consistente con la forma de trabajo.

 

3. Use voces externas para desafiar los procesos de pensamiento. Hablando de tener sentido, a veces las organizaciones se encuentran en un atasco y requieren de una voz externa que, al despegarse de ese pensamiento, logren visualizar el panorama completo de cómo está funcionando la organización. Un consultor es una gran alternativa, pues puede brindar una nueva perspectiva durante la reestructuración. Una voz externa también podría ayudar a las personas a darse cuenta si están listas, o no, para asumir un papel más importante en la organización y su reestructuración.

 

4. No a todo el mundo tiene que gustarle cada decisión. Necesitan poder vivir con eso. Cuando se trata de la toma de decisiones, la organización requiere que las personas acepten lo que están haciendo. Pero la aceptación no significa que tengan que amarlo o siquiera gustarles. Necesitan comprometerse a vivir con ello. Si no lo hacen, averigua el porqué. La organización no puede tener individuos que socaven el proceso.

 

5. Comunicarse utilizando múltiples métodos (cara a cara, en línea, por escrito y verbalmente). Las personas consumen información de manera diferente, así que planifica comunicarte varias veces, de varias maneras, con varias personas. Esta es una conversación demasiado importante como para asumir que “en una plática queda claro cada detalle y listo”. No existe un resultado correcto en la reestructuración de una organización, pero estas consideraciones pueden ser como reglas básicas para el proceso. Si todos pueden aceptarlos, es un comienzo hacia conversaciones productivas sobre el futuro de la empresa.

 

Artículo original: Strategies for Organizational Restructuring – Ask HR Bartender

Traducción

Fernanda Proa

Intégra Capital Humano

Consultora en Desarrollo Organizacional

Podemos ayudarte

Nuestros expertos están para servirte

info@integrach.com